Valoracion neurologica completa

Diagnostico, tratamiento y seguimiento de enfermedades del sistema nervioso central y periférico:

  • Patología vascular del Sistema Nerviso Central: ictus
  • Epilepsia
  • Cefaleas y algias craneales
  • Trastornos del movimiento y enfermedad de Parkinson
  • Estudio de la memoria, demencias, Enfermedad de Alzheimer
  • Enfermedades desmielinizantes del sistema nervioso central: Esclerosis Múltiple
  • Enfermedades del sistema nervioso periférico: Polineuropatías
  • Enfermedades degenerativas espinales y espinocerebelosas: Esclerosis lateral amiotrófica, ataxias
  • Enfermedades musculares y de la unión neuromuscular: Distrofias musculares, miopatías, miastenia gravis

Infiltración de toxina botulínica para tratamiento preventivo de migraña crónica

La migraña es una de las cefaleas primarias más frecuentes, afecta aproximadamente al 12% de la población, con predominio en mujeres. Se caracteriza por la presencia de ataques recurrentes de cefalea intensa, pulsátil y unilateral que se pueden acompañar de náuseas, vómitos e hipersensibilidad a la luz y al sonido.

Se define como migraña crónica la presencia cefalea durante al menos 15 días al mes (8 de ellos de características migrañosas) durante los últimos 3 meses. La migraña crónica afecta aproximadamente al 0,5-2,5% de la población y la incidencia de transformación de migraña episódica en crónica es de un 3% anual.

La Organización Mundial de la Salud considera la migraña como una de las enfermedades más incapacitantes. El International Burden of Migraine Study mostró que los pacientes con migraña crónica tenían mayor discapacidad, menor calidad de vida, mayores niveles de ansiedad y depresión, realizaban un mayor uso de los recursos sanitarios y tenían más días de pérdida de productividad laboral. Al valorar el impacto de la migraña en el entorno laboral según el estudio AMPP, los pacientes con migraña crónica tenían un 19% menos de probabilidad de tener un contrato frente a los pacientes con migraña episódica con menos de 3 días de migraña al mes.

El tratamiento de la migraña crónica no es sencillo aunque existen diversos fármacos orales que se pueden administrar como tratamientos preventivos de dicha cefalea. Una opción de tratamiento preventivo aprobada por la FDA en el año 2010 es la infiltración de toxina botulínica tipo A. Las ventajas de esta opción además de su eficacia son la ausencia de efectos secundarios sistémicos y a nivel del sistema nervioso central, excelente tolerabilidad y puede combinarse en caso necesario con otros tratamientos preventivos orales.

La toxina botulínica presenta un doble mecanismo de acción para mejorar la cefalea. Por un lado produce relajación de los músculos pericraneales contracturados y por otro bloquea la secreción de neurotransmisores implicados en el dolor.

En la consulta de neurología nuestro centro disponemos de material para administrar de forma segura dicho tratamiento. Consiste en la infiltración de 150 U de toxina repartidos en 31 puntos localizados en la zona frontal, temporal, occipital, cervical y trapecios. En aproximadamente un cuarto de hora el paciente recibe el tratamiento esperando una mejoría de la cefalea que se perpetúa durante aproximadamente 3 meses, momento en el que se reevalúa al paciente para valorar la necesidad de una nueva infiltración. En pacientes con buena respuesta, el intervalo entre las inyecciones puede ampliarse entre administraciones sucesivas

El tratamiento con toxina botulínica ha demostrado una excelente tolerabilidad y reduce la frecuencia e intensidad de las crisis de migraña disminuyendo así la necesidad de consumo de analgésicos y visitas a urgencias por lo que se traduce en mejoría de la calidad de vida de los pacientes.

Realización de punción lumbar diagnóstica

Infiltración anestésica de nervio occipital para tratamiento de neuralgia de Arnold

Infiltración de toxina botulínica para tratamiento de blefaroespasmo y espasmo hemifacial

Especialistas